Fr. Thomas McGlynn, O.P, escultor dominico

fátima

Bajo la dirección personal de Sor Lucía, vidente de Fátima, y con la rigurosidad debida, realizó la primera representación exacta de la Virgen de Fátima. Una obra maestra para dar honor a nuestra madre bendita.

mcglynn_deporres_studio-195x355

“El que se enaltece será humillado,
y el que se humilla será enaltecido”

smp mcglynn

Todo es bueno cuando San Martín se encuentra en los hogares y en los corazones.

Thomas (Matthew) McGlynn nació el 23 de mayo de 1906 en la localidad de Petaluma, Estado de California (EE.UU). Su padre, Frank McGlynn, era un artista de reconocido prestigio que había cobrado fama por un retrato del presidente de los Estados Unidos, Abraham Lincoln. Thomas recibió el hábito de la Orden Dominicana el 8 de septiembre de 1925, tomando el nombre religioso de Hermano Mateo (Matthew). Fue ordenado sacerdote el 20 de mayo de 1932 en la iglesia de Santo Domingo, Washington, DC, por el Arzobispo de Baltimore (Maryland), Michael J. Curley.

Thomas McGlynn se diplomó en escultura por la Real Academia de Roma, en 1934. Luego estudió en la Cranbrook Academy de Bloomfield Hills (Estado de Michigan), bajo la dirección del afamado escultor de origen sueco Carl Milles. Posteriormente, fue asignado a la Parroquia de Santa Mónica, Raleigh (Carolina del Norte), en el año 1947. En 1954 fue destinado al Priorato de San Esteban, en Dover (Estado de Massachusetts). Este seguiría siendo su casa formal de asignación, incluso durante el tiempo que vivió en Pietrasanta, en la costa norte de la Toscana (Italia).

Después de un polifacético y prolijo ministerio apostólico como maestro y predicador marchó en 1956 a Pietrasanta, Italia, para esculpir la estatua de Nuestra Señora de Fátima. Permaneció en el país transalpino hasta su muerte prematura, 3 de septiembre 1977 -precisamente hoy hace 39 años-, acontecida en una visita a la casa de su hermana en Glen Cove, Nueva York. Su obra se encuentra repartida principalmente en Estados Unidos; encontrándose también trabajos suyos en algunos países de Europa e incluso en el Vaticano.

También como destacado escritor se interesó por las relaciones entre los diferentes grupos raciales y la discriminación racial, escribiendo una obra de teatro sobre este tema. Cuenta que durante su juventud no fue realmente consciente del hecho discriminatorio, en muchos aspectos de la vida cotidiana, de los afroamericanos de su país. Pero al entrar en el sacerdocio McGlynn afirmará: “Mi ‘encuentro’ con fray Martín de Porres cambió todo eso”. Asimismo, ideó la primera novena a San Martín de Porres para los estudiantes del prestigioso centro dominico River Forest (Estado de Illinois). Cómo curiosidad, muchos de los estudiantes tenían en las intenciones de la novena la curación de un hermano de Pío XII -a petición del propio pontífice- que se encontraba muy enfermo. Sucesivamente, llegarían muchas cartas de personas para dar gracias a los hermanos dominicos y a Fray Martín por los favores recibidos a otras muchas peticiones.

Fr.Thomas Mcglynn

Escultura de Fray Martín por Thomas McGlynn, O.P.: San Martín de Porres mantiene levemente su cabeza hacia abajo, con los ojos cerrados, en profunda reflexión u oración.

Fr. Thomas McGlynn, O.P. y San Martín de Porres

Fr. Thomas McGlynn, O.P. (flickr)

Pinturas representando los milagros que llevaron a los altares a San Martín de Porres

Convento de Santo Domingo, Primer milagro de San Martin de Porres para la canonizacion.

Estos dos cuadros que mostramos a continuación representan los milagros considerados (y aprobados) por la Iglesia Católica durante el proceso de canonización de Fray Martín. Ambas pinturas son obra de Blanca Chávarri, creadas ex profeso para tan grande ocasión y expuestas en el solemne acto de canonización el 6 de mayo de 1962:

El primero, acontecido en Asunción, la capital de Paraguay, representa la curación de Doña Dorotea Caballero Escalante, una señora de avanzada edad, aquejada de una obstrucción intestinal que le había originado una colapso cardíaco. Sólo la cirugía podía salvarla. Sin embargo, dada su edad -87 años- y su debilidad desaconsejaba la operación. Los médicos avisaron a su hija pues se esperaba su muerte en cualquier momento. La hija, que en ese momento residía en Buenos Aires y de camino hacia Paraguay, se encomendó de manera inmediata a San Martín de Porres, pidiendo por su intercesión durante todo el trayecto. Las plegarias fueron escuchadas, pues Doña Dorotea se recuperó al día siguiente y pudo llevar una vida normal durante algunos años más.

Convento de Santo Domingo - 2º milagro

Y el segundo, la curación del niño tinerfeño Antonio Cabrera Pérez-Camacho, que milagrosamente salvó su pierna de ser amputada tras caerle una enorme piedra que se había desprendido de una tapia que había intentado trepar. La pierna quedó aplastada y con el peligro cierto que se complicara con una grangena. El niño fue evacuado a la clinica Capote, donde los médicos llegaron a la conclusión de que era conveniente amputar para que la vida del niño no corriese ningún peligro, pues no respondía al tratamiento inicial. Una amiga de la familia le entregó a los padres del niño una estampa de Fray Martín y pidió que se le rezara con fe. Llegó el día de la operación. Pero en esa mañana, los médicos observaron con asombro como la gangrena había desaparecido y la sangre comenzaba a circular con normalidad. Antonio muy pronto estuvo recuperado totalmente. El niño que hizo Santo a San Martín de Porres

Estas dos curaciones fueron examinadas en Roma por la Sagrada Congregación de Ritos y aprobadas oficialmente como verdaderos milagros por el papa Juan XXIII en marzo de 1962. Posteriormente, el 6 de mayo de ese mismo año Fray Martín de Porres era solemnemente canonizado para alegría de toda la comunidad de la Iglesia Católica.

Homilía de su Santidad Juan XXIII: Rito de canonización del Beato Martín de Porres

Gordon Parks, el fotógrafo de los derechos civiles

gordon parks-saint-martins 1

Saint Martin’s de Porres Spiritual Church, foto por Gordon Parks en Washington DC en 1942

gordon parks-saint-martins 2

gordon parks-saint-martins 3

Gordon Parks. “Aparador en el dormitorio de Mrs. Ella Watson, una gobernanta de limpieza”, Agosto 1942. Esta fotografía de un aparador con algunas imágenes católicas (una pequeña de San Martín de Porres, junto a San José y el Niño Jesús, San Antonio de Padua y  la Virgen de Lourdes), una ventana que da a la calle y el reflejo de la señora en el espejo, es una de sus más conocidas.
.
Hijo de un granjero pobre, Gordon Parks (30 Noviembre, 1912 – 7 Marzo, 2006) fue un fotógrafo, músico, escritor y director de cine. Parks creció en la discriminación racial, enfrentándose a la pobreza, los prejuicios y la muerte de su madre cuando era un adolescente. Tuvo distintos empleos, pero su talento y ambición fue su pasaporte hacia una vida mejor. Un día, en su jornada de trabajo como camarero en un tren, vio una revista con fotografías de emigrantes y en ese momento decidió comprarse una cámara: Vi que la cámara podía ser un arma contra la pobreza, el racismo y otros males sociales”, declaró en una entrevista de 1999. “Supe en ese momento que tenía que tener una cámara”. Ahí empezó su camino en la fotografía. Fue el primer fotógrafo negro de las revistas Life y Vogue. Hombre polifacético, además de su talento con la cámara, fue escritor y compositor; y también dirigió algunos filmes, uno de ellos “Shaft” (1971), considerado uno de los clásicos del género “blaxplotation“. Gordon Parks era en gran medida un hombre autodidacta, que utilizó su prodigiosa capacidad para relatar la experiencia de los afro-americanos y su propia historia personal. Murió el 7 de marzo de 2006 en su casa en Manhattan.
 ≈ ≈ ≈

GordonParks

Enlace recomendado: Gordon Parks, un maestro de la cámara

Cerámica con la imagen de San Martín de Porres (IV)

Cerámica Sevilla

Azulejo elaborado con la técnica de plano pintado por la fábrica del reputado ceramista Pedro Navia Campos (Sevilla). La imagen es obra del pintor de cerámica Manuel García Rodríguez en el año 1964. Este azulejo se encuentra en el Parque Municipal de Limpieza Pública (Foto: Martín C. Palomo)

Fuente: retabloceramico.net

Calendarios de Fray Martín (Secretariado San Martín de Porres)

1957

Año 1957

Los calendarios de bolsillo constituyen en sí mismos todo un catálogo de arte y diseño, aunque es cierto que en la actualidad están en franco desuso. Estos calendarios, los referidos a Fray Martín, son muy conocidos y apreciados por los coleccionistas de calendarios, muchos de ellos impresos por la prestigiosa firma Fournier, que aplicaba a éstos idéntica calidad que a sus conocidos naipes o cartas de juego. Los calendarios relacionados con el apostolado de Fray Martín tuvieron un gran auge en los años 60 y 70, principalmente en asociaciones y comunidades religiosas y comercios particulares (librerías, textiles, mercerías, boticas, etc). De igual modo, el Secretariado San Martín de Porres de Palencia continua editándolos junto a sus conocidos almanaques de pared que tanto nos acompañan durante el año. Los mismos, sin duda, han contribuido a incrementar y a dar a conocer la iconografía de San Martín de Porres. Les mostramos algunos de ellos:

fray martin de porres 1958 palencia calendario

Año 1958

1959

1960

Años 1959 y 1960

1962

Año 1962

1967

Año 1967

1969

Año 1969

1970 almanaque

Año 1970 (almanaque de pared)

1973

1980

Años 1973 y 1980

1981

Año 1981

1987

Año 1987

1989

Año 1989

2007

Año 2007

2008

2009

Años 2008 y 2009

2010

Año 2010

2011 001

2012

Años 2011 y 2012

2013 001

Año 2013

2014

Año 2014

2015.1

Año 2015

2015

Año 2015 (almanaque de pared)

≈ ≈ ≈

Secretariado San Martín de Porres

Cerámica con la imagen de San Martín de Porres (III)

Azulejo plano pintado smp

Azulejo elaborado con la técnica de plano pintado por la Fábrica Cerámica Santa Ana (Sevilla). La imagen ha sido obra del prestigioso pintor de cerámica Antonio Kiernam Flores, y es aproximadamente de la década de los años 60.

La Ubicación: Alcalá de Guadaíra (Sevilla). Patio de la finca Monte Marta Conica. Dependencias del Complejo de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos de Sevilla.

Foto: Pedro de Seras Ledesma

Fuente: retabloceramico.net

San Martín de Porres, por Miguel Baca Rossi

SMP POR BACA ROSSI

Escultura de granito reconstruido ubicada en la capital de Filipinas, Manila.

convento de santa rosa - lima

Escultura de granito en el Convento de Santa Rosa de Lima, Lima (Perú).

Miguel Baca Rossi nace en el Puerto de Pimentel, Lambayeque, Perú en 1917. Desde niño ya mostró grandes aptitudes artísticas y especial interés por la escultura. Su maestro Karl Weiss, director del Colegio Nacional “San José” de Chiclayo, lo guía en el conocimiento, la disciplina y el trabajo del arte. Su repertorio artístico está inscrito en el realismo conmemorativo y se caracteriza por capturar la expresión y personalidad de sus personajes retratados en bustos, estatuas y relieves. Sus obras reflejan virtuosismo y destreza técnica en el dominio de materiales diversos como el mármol, granito, bronce y plata. Muchas de sus obras se encuentran en colecciones privadas, mientras otras destacas esculturas están presentes en lugares públicos de diferentes países del mundo: Perú, Argentina, Chile, Estados Unidos, Portugal, Ciudad del Vaticano, Filipinas, etc.

A lo largo de su amplia y brillante trayectoria artística ha participado en una gran cantidad de exposiciones colectivas y bienales a nivel nacional e internacional. Además, ha recibido múltiples reconocimientos por su trabajo y a toda una vida dedicada a la difusión de las Artes Plásticas en el Perú y en el extranjero. Entre sus últimos premios destaca la “Condecoración de la Orden”, otorgado por la Presidencia del Perú.

Estatuilla San Martín de Porres - Baca Rossi

Estatuilla en plata con la imagen de San Martín de Porres realizada por el escultor Miguel Baca Rossi como obsequio, de quién fuera presidente de la República del Perú Fernando Belaúnde Terry, al papa Juan Pablo II. La misma se conserva en el Museo del Vaticano (Roma).

≈ ≈ ≈

Y es que en su trabajo también hizo falta afilar los sentidos. El tacto por sobre todo lo demás. La vista, que le permitió la percepción exquisita de los detalles. El oído, para escuchar palabras, tonos de voz reveladores, inflexiones que le indiquen el camino de la sensibilidad.

El olfato para sentir con más ahínco la tierra: su material a moldear. Todos los sentidos puestos a disposición del corazón. Porque nada se gana con una figura vacía, que no diga nada. Sus obras te gritan la pasión que él vivió. Horas y días encerrados en su taller esperando que el impulso creativo no se esfume… paciente, riguroso, cálido.

Laylah Ferreyra A.

baccarossi

Enlace recomendado: bacarossi.com

Santo ecologista: San Martín de Porres y la naturaleza

smp y la naturaleza 2

San Martín, los animales y la naturaleza

Acogía la presencia de Dios en todas las criaturas, pues sabía ver la grandeza de Dios en las obras creadas

smp y la naturaleza 4

Sabía que la humildad es la tierra en la cual se planta el árbol de la vida cristiana

smp cultivando

Hoy la figura de Martín es un ejemplo de vida cristiana que nos invita a ser defensores de la naturaleza como don de Dios, savia vivificadora que da flores de virtud y frutos de buenas obras. Su ejemplo nos enseña cómo tratar de otra manera la tierra en la que vivimos.

naturaleza - Fr Bill McNichols

El respeto por la vida y por nuestros semejantes incluye el respeto y el cuidado de la creación

Consciente de su necesidad de Dios, Martín enraizó – como ser racional que forma parte de la naturaleza – su vida física y espiritual en el Señor. Tenía la profunda convicción de que los seres humanos somos parte de la naturaleza y sin ella no tendríamos una existencia plena. Martín vio a Dios en la luz y belleza de la naturaleza, pues comprende que en la armonía de la Creación se encuentra el Padre Creador de todo. Y Martín fue, en este sentido, testigo de la vida: amando la naturaleza, cosechando buenas obras y frutos de (en) la tierra para compartirlos con los necesitados. Todo por un mundo mejor. Todo por la gloria de Dios.

A temprana edad sintió Martín la curiosidad -propia de los niños- por los animales, plantas e insectos. Era muy observador y siempre tenía el cuidado de no lastimar a ninguno de ellos. Martín inició su aprendizaje de boticario en la casa de Mateo Pastor. Esta experiencia sería clave para él, conocido luego como gran herbolario y curador de enfermos, puesto que realizaba curaciones menores y administraban remedios para los casos comunes (solía decir: “Yo te curo, Dios te sana”). En Martín confluyeron las tradiciones medicinales española, andina y africana. La medicina, por aquel entonces, estaba enfocada en las leyes de la naturaleza y en la capacidad de aliviar y ayudar en las enfermedades.

smp y la naturaleza 1

Sembraba en un huerto una variedad de plantas que luego combinaba en remedios naturales para los pobres y enfermos

Calendario 1973 Convento Sto Domingo Cádiz

Los niños aprendían con Martín actitudes de respeto, cuidado y cariño hacia las plantas y los animales, abriéndoles los ojos a un mundo de luz y ternura

Pronto aprendió Martín a conocer todas las hierbas y plantas y sus cualidades curativas. Para ello ocupaba parte de su tiempo en la horticultura, en la siembra de plantas y en la plantación de árboles; plantas con fines medicinales y árboles para recoger sus frutos. Pensaba que las plantas eran para curar a los enfermos, que Dios ha permitido que crezcan para ayudarnos a vivir mejor. Y Dios bendecía sus trabajos con un milagroso crecimiento de sus plantaciones y la curación de los enfermos a los que atendía. En un campo yermo, que había a las afueras de Lima, cultiva y trabaja la tierra para dar los frutos a los más necesitados y así prevenir que tuvieran la tentación de entrar en los huertos del prójimo a robar. Y el campo yermo pronto se hizo fértil. Fue conocido como el “Huerto de Fray Martín”, un huerto propiedad de los pobres qué florecía y daba fruta para todos aquellos que querían cogerla.

smp y la naturaleza 3

Era una práctica usual en Martín el plantar árboles frutales (naranjeros, higueras, olivos, etc.) en sitios no frecuentados o terrenos públicos no utilizados. Siempre tenía en el pensamiento a sus pobres que podrían beneficiarse de los frutos

el olivo de la felicidad

Con su amor sembraba felicidad en torno suyo

Hay otra bonita historia que cuenta que San Martín de Porres pasaba buena parte de su tiempo visitando un hospital de indios en Limatambo para ayudar a cuanto necesitado de la gracia de Dios hubiese. En los alrededores el lego ayudó a plantar buena parte de la hacienda, que hoy perdura como el gran parque El Olivar (San Isidro, Lima) – una de las tantas sementeras o tierras de siembra donde el santo esparció vegetación–, cubriendo con olivos una extensión considerable que al poco tiempo brotan exuberantes. Una maravilla que recibió el nombre de “Olivar de Fray Martín”.

Según Juan Vásquez de Parra, amigo y colaborador del santo de la escoba, y José Manuel Valdés, biógrafo del mismo, relatan que este propagaba el olivar a través de estacas o codos. Hoy en día, aún se puede encontrar algunos de estos longevos olivos que pueden llegar hasta los 1500 años. Muchas parejas recién casadas se toman fotos por la belleza del parque sin saber que es un lugar bendecido por la mano de Dios.

1

La naturaleza nos habla y nos lleva a Dios

Se le reputó control sobre la naturaleza, las plantas germinaban antes de tiempo y toda clase de animales atendían a sus mandatos. Uno de los episodios más conocidos de su vida es aquel en que hacía comer del mismo plato a un perro, un ratón y un gato en completa armonía. En este sentido, siempre tuvo respeto por toda clase de animales.

San Martín de Porres combina el celo apostólico de Santo Domingo con la sencillez y el amor por la naturaleza de San Francisco. Por ello Martín es llamado el “San Francisco de Asís de las Américas”, ya que existe un paralelismo entre ambos santos en ciertos aspectos de sus vidas. Uno de ellos con una máxima indudable: la naturaleza, como conjunto de todo lo que existe, es hermosa porque es obra de la mano de Dios.

por José J. Santana

* * *

smp y la naturaleza

Artículo relacionado: San Martín de Porres y su amor por los animales

San Martín de Porres, por el escultor Juan José Quirós

smp quirós

Un grito contra el racismo y en favor de la libertad, del ser humano, de la vida.

Quiros boceto en barro, San Martín de Porres

San Martín de Porres. Juan Carlos Quirós (Museo Salzillo. Exposición permanente)

Juan José Quirós (Santa Lucía, Cartagena, 1972) se ha convertido en uno de los escultores más reputados de la región levantina; un artista buscador de formas y emociones, con una obra sensible y actual que refleja su inmenso amor a Dios. Buena prueba de ello es que ha sido el único escultor vivo con obra permanente en el Museo de Francisco Salzillo, el gran maestro murciano, al que lleva en la sangre. Además, fue uno de los últimos discípulos de José Sánchez Lozano, el mejor escultor barroco del siglo XX y fiel seguidor de la línea artística marcada por Salzillo. Sánchez Lozano, artista que recibió numerosos reconocimientos a su excelsa labor, también realizó una imagen de San Martín de Porres para el Convento de Santa Ana en Murcia (1962).

En 2011, Juan José Quirós ha donado dos obras en terracota, a través de la Cofradía de Nuestro Padre de Jesús, al Museo Salzillo que, a su vez, formaron parte de una brillante exposición “Quirós en el Salzillo”: un busto de San Martín de Porres, que califica como «un grito contra el racismo y en favor de la libertad, del ser humano, de la vida», y otro de Santa Verónica. Los dos están expuestos en la sala de recreación del taller barroco del Museo.

≈ ≈ ≈

smp Quirós 1 - Juan José Quirós

“La obra tiene que tener sangre, el barro tiene que tener el ímpetu de la sinceridad, de tu verdad. Es lo que les hace a las obras vibrar” (Juan José Quirós)

Enlace recomendado: juanjosequiros.com

Feliz Navidad para todos

smp navidad

El espíritu envolvente de la Navidad se dirige hacia la familia y se recrea en el hogar; y a partir de ahí se expande prácticamente a todos los ámbitos de nuestra sociedad. Precisamente por ello es tiempo de caridad y de cariño expresado con el corazón. De un amor puro que brote del alma y que agrade a Dios: Cómo así siempre hizo nuestro buen Fray Martín.

Oración de Navidad

Dulce Niño de Belén, haz que penetremos con toda el alma en este profundo misterio de la Navidad. Pon en el corazón de los hombres esa paz que buscan, a veces con tanta violencia, y que tú sólo puedes dar. Ayúdales a conocerse mejor y a vivir fraternalmente como hijos del mismo Padre.
Descúbreles también tu hermosura, tu santidad y tu pureza. Despierta en su corazón el amor y la gratitud a tu infinita bondad. Únelos en tu caridad. Y danos a todos tu celeste paz. Amén. 

(Oración de Juan XXIII al Niño de Belén)

Gratitud, esperanza, y siempre, siempre, alegría amigos…Feliz Navidad en Dios!

≈ ≈ ≈