Lourdes, puerta del cielo

nuestra-senora-de-lourdes

*Lourdes, puerta del cielo

Este año, como aquel de 1858, ¡ahora hace un siglo!, se ha adelantado la Primavera, empezando el 11 de febrero… ¿No vio Bernadette rosas de oro a los pies de la Virgen…? Al cumplirse el primer Centenario de las Apariciones, el mundo católico y hasta el no católico, florece en una primavera espléndida de fe, esperanza y amor. ¡Las virtudes teologales no solo se predican en Lourdes, se viven intensamente. Nosotros, fabricamos cohetes y satélites artificiales para llegar a los astros… Ella, la Mujer vestida del sol, coronada de estrellas, que tiene a sus plantas la luna, no necesita los progresos de la Ciencia para atravesar el espacio y bajar dieciocho veces a un valle desconocido del Pirineo, para hablar con una humilde pastorcilla.
Y, ¿de qué tratan…?
Su Virgen pide… ¡siempre que pide algo es para dar más! Pide a Bernadette que vaya quince días seguidos a la gruta y en cambio le promete el cielo… También le pide, que ruegue por los pecadores… que se levante en aquel lugar una capilla y que vayan allí en procesión.
¿Cómo ha respondido el pueblo cristiano a los deseos de la Virgen? No uno, sino tres templos escalonados, se han levantado junto a la Gruta de las Apariciones. Empezaron a construirse en el año 1862; el primero que se abrió al Culto fue la Cripta, después la Basílica y por último el del Rosario. Hoy, ya son insuficientes y se ha levantado el de S. Pío X, a la izquierda de la explanada, capaz para 20.000 personas, que será consagrado el 25 de marzo, aniversario de aquel día ¡hace 100 años! en que la Virgen dijo a Bernadette: “Yo soy la Inmaculada Concepción”.
Y que vengan en procesión —añade la Señora…
Las dos procesiones tradicionales de Lourdes se forman delante de la gruta… donde Ella descansó 18 veces. La del Santísimo, por la tarde, es el clamor angustioso de la humanidad desterrada en el valle de las lágrimas.
Señor, que vea…
Señor, que oiga…
Señor, que ande…
Unos enfermos se levantan de sus camillas. Otros siguen atados a la Cruz. ¡Dios sabrá por qué! ¡El no tiene azar y siempre se propone algo! Pero el milagro que mueve los más hondos pozos del alma humana, no es una llaga que se cierra o un paralítico que deja las muletas…
El gran milagro de Lourdes… es la muerte del egoísmo, la oración de cada uno porque curen los demás, la alegría sincera de todos, cuando hay algún privilegiado…
Aquí el “yo” se desinfla y se convierte en el “nos” del Padrenuestro. Y cuando el sol se marcha y solo alumbra a la Virgen la claridad dorada de los cirios, bajan las estrellas y trazan un camino de luz, que nace y muere, en la Gruta; es la Procesión de las Antorchas… parece un reptil gigante, en llamas, agitándose sin desplazarse; de esta maza enorme sale el Avemaría, en todos los idiomas.
El aire se carga de la fuerza más poderosa del hombre: la oración —esa oración hecha por todos— en plural, que es el verdadero sentido de la oración católica.
Bernadette habló, hace 100 años, con la Virgen. Desde entonces las peregrinaciones se suceden. Hay dos nacionales, la del “tren blanco” de los enfermos graves que organizan los Padres de la Asunción en agosto y la del Rosario, por los dominicos, a fines de septiembre. Hay otras especiales como la de excombatientes después de la gran guerra, en la que, se abrazaban como hermanos, los que habían luchado hacia muy poco; la de ciegos, la de liberados de campos de concentración, la de mineros, la de veteranos de la guerra; todos, al arrancar el tren, arrojan a los pies de la Señora el “piropo” del Magníficat.
Por Lourdes han pasado todos los pueblos de la tierra —millones cada año— y en este del Centenario espera una inmensa multitud. Lourdes es la Verdadera Sociedad de Naciones, donde flota la bandera de la paz, vuelta hacia el cielo, como la llama de los sirios y perfumada con el canto del Ave María.
Ante la Gruta han desfilado hombres de todas las razas y de todos los credos. Millonarios indios que se quitan sus anillos de brillantes, para trabajar como camilleros; musulmanes que rezan a la Sadiya de la que dijo Mahoma a su hija Fátima: “Hija mía, serás la primera mujer del Paraíso, después de la Virgen María”.
Indios que se arrodillan ante esta mujer de su raza y le dicen como Franz Werfel: “Si me salvas de la furia nazi escribiré para ti mi primer libro”. Y surgió “La Canción de Bernadette” que ha recorrido en triunfo el mundo.
Protestantes de buena fe, almas rectas, sinceras, como Ruth Cranston, que ha escrito el mejor libro sobre Lourdes; todos van a enriquecerse espiritualmente a esta “Capital de la oración”, como la llamó Rene Schwol, el judío convertido. Todos van a aspirar el perfume de esta “Rosa puesta a los pies de la Virgen”, según Mauricio Barres.

* * *

Nosotros, ¿no iremos a Lourdes este año? El 11 de febrero se abre el Centenario. Vendrán peregrinos de todos los países a poner el problema de su vida, sus tristezas y esperanzas a los pies de la “Blanca Señora” de la Gruta. Lourdes es internacional; el “Domame” de la Virgen es la plaza espiritual del mundo… Llegarán multitudes exóticas, de Australia, del Oriente lejano, del África negra. América enviará lo más selecto de sus riquezas humanas: Mons. Fulton Sheen ha estado en Lourdes 23 veces y vive en Norteamérica; nosotros, tan próximos a Europa, ¿no nos acercaremos este año a la “puerta del cielo”? Allí nos espera la Señora con su mejor sonrisa, para prometernos como a Bernadette la felicidad, no en esta vida sino en el cielo. Ese es el gran don de la Virgen.

Sor Redención de Jesús
Dominica de la Sagrada Familia

santuario-de-lourdes

Santuario Nuestra Señora de Lourdes: El mensaje de Lourdes

* Febrero de 1958, en el centenario de las apariciones de Lourdes. R. Betania.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s