Promesas de N. S. J. C. a Santa Margarita María de Alacoque

santa-margarita-de-alacoque-contemplando-el-corazon-de-jesus

¡Qué dulce es morir después de haber tenido una tierna y constante devoción al Sagrado Corazón de Aquel que nos ha de juzgar!

Hija de un notario real apellidado Alacoque, Margarita nació en la aldea de L’hautecourt, en la región francesa de Borgoña. Era la menor de cinco hermanos, destacando entre los suyos por su amabilidad, dulzura y religiosidad. Por ello frecuentó, desde muy tierna edad, el convento de las Clarisas de Charolles, donde hizo la Primera Comunión.

Algún tiempo después, en una visita reveladora al Monasterio de la Visitación de Paray-le-Monial, escucha una voz interior que le asegura: «Aquí es donde Yo te quiero». Comenzó a sufrir enfermedades que le acompañaron en su camino de perfección (y total reparación). Una especial devoción al Sagrado Corazón de Jesús cubrió en fulgor su vida religiosa. Recibió revelaciones, fuertemente eucarísticas, cuyas estelas han perdurado prodigiosas en la Iglesia. Llevaría en su cuerpo los estigmas como gracia mística dada por Dios. Murió en pleno éxtasis, con las señales en su cuerpo a flor de piel. Santa Margarita María Alacoque fue el instrumento valioso del que el Divino Redentor se valió para instituir la Devoción del Sagrado Corazón de Jesús:

«Hallándome, dice, en la presencia de Jesús Sacramentado un día de su octava, mi corazón se sintió oprimido en fuerza de un excesivo amor hacia mi Dios, y deseosa de ofrecerle alguna recompensa a gracia tan singular pagándole amor con amor; he aquí que su voz se deja oír de mi y me habló en estos términos: Tú no puedes ofrecerme mayor ni mas grata recompensa en cambio de mi amor, que dándome lo que con tantas ansias te he pedido; y descubriéndose su divino pecho… mira, me dice, mira este corazón, el cual ha amado a los hombres con tal exceso, que nada jamás ha rehusado hacer en favor de ellos hasta consumirse víctima de su amor. Este amor, no obstante, no recibe en recompensa sino ingratitudes, ultrajes, desprecios, irreverencias y sacrilegios y cuando menos, frialdad y una indiferencia horrible. Por tanto, exijo de ti, que el primer viernes después de la octava de mi Sacratísimo Cuerpo, sea dedicado a celebrar una fiesta especial, cuyo objeto exclusivo sea el honrar mi Corazón Sagrado y de este modo, reparar los ultrajes que contra mí se cometen continuamente; recibirás el Santísimo Sacramento tan a menudo como te será permitido por la obediencia, y a más comulgarás todos los primeros viernes de cada mes».

El Sumo Pontífice Pío IX introdujo la fiesta como celebración litúrgica universal en 1856. Al aprobar la consagración de todos los fíeles del orbe católico al dulcísimo Corazón del Salvador, dijo: «La Iglesia y la sociedad ponen todas sus esperanzas en el Corazón de Jesús. Él es quien ha de curar nuestros males».

santa-margarita-de-alacoque-2

PROMESAS DE N. S. J. C. A SANTA MARGARITA MARÍA DE ALACOQUE

En favor de las personas devotas de su Divino Corazón

  1. Les daré gracias abundantes para cumplir los deberes de su estado.
  1. Introduciré la paz en el seno de sus familias.
  1. Les consolaré en todas sus penas.
  1. Seré su asilo seguro en toda su vida y en la hora de su muerte.
  1. Bendeciré copiosamente todas sus empresas.
  1. Los pecadores hallarán en mi Corazón el manantial y el océano infinito de la misericordia.
  1. Mudaré las almas tibias en fervorosas.
  1. Las almas fervorosas se elevarán prontamente a la perfección más encumbrada.
  1. Bendeciré las casas en que la imagen de mi Corazón sea honrada: quiero que la imagen de mi Corazón se halle por doquiera, porque ansío ser adorado de todos los hombres.
  1. Daré a los Sacerdotes el talento de ablandar los corazones más duros.
  1. Grabaré indeleblemente en mi Corazón los nombres de los propagadores de esta devoción.
  1. En el exceso de la misericordia de mi Corazón, su amor todopoderoso, concederá a los que comulgasen nueve primeros viernes de mes seguidos, la gracia final de la penitencia: estos no morirán en desgracia mía, ni sin recibir los Sacramentos, pues mi Divino Corazón se tornará en la última hora su seguro asilo.

santa-margarita-de-alacoque

Oración a Santa Margarita María de Alacoque

¡Oh Bienaventurada Margarita María! depositaria venturosa del tesoro de los cielos, el Corazón Divino de Jesús, permite que, considerándote mi hermana, en este incomparable amor, te ruegue me des con generosidad, la parte que me corresponde en esa mansión de infinita caridad. Confidente de Jesús, acércame tú al Sagrario de su pecho herido; Esposa de predilección, enséñame a sufrir por la dilatación de aquel reinado cuya causa te confió el Maestro. Apóstol del Sagrado Corazón, consígueme que se realicen conmigo las promesas que en beneficio de su gloria, te hizo ochenta y siete veces el Amado; Discípula regalada del Divino Corazón, enséñame la ciencia de conocerlo como lo conociste tú, en el perfecto olvido de mí mismo y de la tierra. Víctima del Corazón de Jesús Sacramentado, toma el mío, y ocúltalo en la llaga donde tú viviste, compartiendo ahí las agonías del Cautivo del amor, de Jesús-Eucaristía. El, te dijo, hermana muy amada, que dispusieras en la eternidad del cielo, de este otro cielo, el de su Corazón Sacramentado; ¡Oh Margarita María! entrégamelo, pues, para consumirme en ese incendio, dámelo para llevarlo como vida redentora a los pobres pecadores y como glorificación de ese mismo Corazón Divino a las almas de los justos. ¡Ah, sí! compartamos, hermana mía el mismo sacrificio, el mismo apostolado, el mismo paraíso del Corazón Divino de Jesús: venga a nos su reino.

Enlaces recomendados:

Santa Margarita María de Alacoque y el Corazón de Jesús”, por el P. Ángel Peña, OCR (librito pdf)

Santa Margarita María de Alacoque

Imagen 1: “Santa Margarita de Alacoque contemplando el Sagrado Corazón de Jesús”, óleo de Corrado Giaquinto (1765).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s