Poemas a la Virgen de la Paloma

Nuestra Señora de la Paloma 1

Se oculta en nubes de incienso
la bendita callejuela
y entre aromas de claveles
y entre aromas de azucenas
va avanzando apresurada
muchedumbre vocinglera.

Y anhelantes y curiosas
se levantan las cabezas
deseosas, impacientes
de postrarse ante la estrella
cegadora, luminosa
cuya luz asombra y ciega.

Se oyen gritos de alegría,
se oyen ayes de impaciencia
cuando a un soplo soberano
entreábrense las puertas
y aparece en sus umbrales
la Paloma mensajera
que robando corazones
entre el manto se los lleva.

Y se abren los rosales
y su humilla la camelia
y a rendirse ante sus plantas
va volando que te vuela.

Y mil flores que brotando
de mil manos que semejan
mil claveles van cubriendo
de la Virgen la carrera.

Y a la vuelta cuando ya
se cubre la callejuela
de lirios la Virgen pura
vuelve; al verla se dijera
en efecto que es Paloma
que sobre las almas vuela.

Y cuando vuelve a cerrar
el santuario sus puertas
en los ojos de Madrid
brillan deliciosas perlas
y sus labios se entreabren
murmurando: ¡Virgen bella,
llévate mi corazón
porque es el de España entera!

                  S. P. Bustamante

* * *

Virgen de la Paloma (cuadro)

¡Oh, Virgen ideal…! ¡Oh, dulce anhelo,
de todo aquel que sufre alguna pena…!
Tu paz al corazón de bien le llena,
como luz santa del zafíreo velo.

Parece que en tu faz congrega el cielo,
toda su excelsitud grave y serena…
¡Virgen de la Paloma, casta y buena;
sois de todo mortal tierno consuelo…!

Y vedla, siempre, con sus ojos bellos,
inclinados al suelo, en suave calma,
de tristeza enviando sus destellos…

Las perlas de su místico rosario,
lágrimas son, que derramó su alma,
al ver morir a Dios en el Calvario.

                       Cesáreo Recalde

* * *

Estampa Virgen de la Paloma

Quiso la Virgen Madre dolorida
que un pintor en un lienzo reflejara
su vuelta del Calvario, y retratara
la tragedia de su alma entristecida.

Salió al original tan parecida
la copia aquella que el pintor pintara,
que más que copia que el pincel trazara
pareció realidad vuelta a la vida.

Le dio a Madrid la Virgen su retrato
como un mensaje de cariño grato,
que trae de su dolor el suave aroma.

Y el pueblo que se ve favorecido
en requiebro de amor hondo y sentido
llama en él a la Virgen LA PALOMA.

                                      Cruz de Cruz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s