Beato Josep Tàpies y seis compañeros presbíteros, Mártires de Urgell

Mártires de Urgell

Los sacerdotes seculares del presbiterio de la Diócesis de Urgell, Rvdo. Josep Tàpies y seis compañeros mártires, fueron asesinados por el mero hecho de ser sacerdotes, el día 13 de agosto de 1936, en los inicios de la guerra civil española. Se habían refugiado en La Pobla de Segur (Lleida) que era su ciudad de origen y el lugar donde ejercían su ministerio sacerdotal, y allí fueron juzgados sumarísimamente. Se animaron unos a otros al martirio por Cristo, y fueron conducidos a la vecina población de Salàs de Pallars, donde fueron fusilados en las puertas del cementerio. Fueron beatificados el 29 de octubre de 2005, en la Basílica de San Pedro del Vaticano. Su fiesta se celebra el día 13 de agosto.

Oración

Dios todopoderoso y eterno que concediste a los beatos Josep Tàpies, Pasqual Araguàs, Silvestre Arnau, Josep Boher, Francesc Castells, Pere Martret y Josep-Joan Perot, sacerdotes del presbiterio de Urgell, la gracia de morir por Cristo; ayúdanos en nuestra debilidad para que, así como ellos no dudaron en morir por ti, así también nosotros nos mantengamos fuertes en la confesión de tu nombre.
Por Cristo Nuestro Señor. Amén.

Siete sacerdotes de Urgell, Mártires de Cristo

Los mártires son aquellos que han llevado la vivencia del misterio de la Pascua de Jesucristo hasta sus últimas consecuencias. Han acompañado al cordero de Dios en su cruz y ahora viven por siempre con Él. A nosotros nos ayudan y estimulan con su ejemplo de fidelidad y de coherencia, nos acompañan en los caminos de dolor y de persecución, y a la vez interceden para que también nosotros sigamos a Cristo con radicalidad, sin medias tintas y con un amor inquebrantable. Es tan grande el amor que da la vida; y la iglesia siempre ha creído que aquellos que la llegan a dar por motivos de fe, es seguro que han sido llevados por el Espíritu de Jesucristo y están ya con Él en el paraíso. En ellos brilla el poder de la santidad de Dios y son signos reveladores de la gloria de Dios. I sobretodo nos animan a ser santos en nuestras propias vocaciones y responsabilidades.

El 29 de octubre del 2005, el Emmo. y Rvdmo. Sr. Cardenal José Saraiva Martins, Prefecto de la Congregación para la causa de los santos, beatifico a siete sacerdotes de nuestra diócesis de Urgell, que fueron asesinados a causa de su fe católica durante la persecución que tuvo lugar en Catalunya y en España durante los años 1936 al 1939. Son unos mártires de Cristo que fueron prisioneros en La Pobla de Segur y fusilados a las puertas del cementerio de Salàs de Pallars el día 13 de agosto de 1936, fecha que se convirtió en día de fiesta y de triunfo.

Sus nombres inscritos por Dios en el libro de la vida son: Mn. Josep Tàpies i Sirvant, nacido en el 1869 en Ponts y que era beneficiado-organista de La Pobla de Segur. Mn. Pasqual Araguàs i Guàrdia, nacido en el 1899 en Pont de Claverol, i que era párroco de Noals (Huesca). Mn. Silvestre Arnau i Pasqüet, nacido en Gòsol en el 1911, el más joven de todos, y que era vicario de La Pobla de Segur. Mn. Josep Boher i Foix, nacido en el año 1887 en Sant Salvador de Toló, y párroco de La Pobleta de Bellveí. Mn. Francesc Castells i Brenuy, nacido en el 1886, en La Pobla de Segur, párroco de tiurana y ecónomo de El Poal. Mn. Pere Martret i Moles, nacido en el 1901 en La Seu d’Urgell, que era ecónomo de la Pobla de Segur. Y Mn. Josep-Joan Perot i Juanmartí, nacido en el 1877 en Boulonge (Toulouse-Francia) y que era en ese entonces el párroco de San Juan de Vinyafrescal.

Son un grupo de sacerdotes diocesanos, pastores de parroquia, que dieron la vida por Cristo y por amor a los hermanos, regalando el perdón a sus verdugos, viviendo aquellos momentos trágicos con sentimientos de unión con la pasión del Señor y de amor a su madre celestial, la Virgen de Ribera, a la cual se encomendaban encaminándose a la muerte. Difundamos la vida y el martirio de estos venerables hermanos nuestros, valoremos su culto i sobretodo imitemos sus virtudes.

Los cristianos de toda la diócesis de Urgell y de las diócesis hermanas de Catalunya y de España nos sentimos muy honrados con este gozoso reconocimiento de la Iglesia y les agradecemos que sean nuestros intercesores ante Dios. Pidámosles que nos ayuden a seguir a Cristo con un gran amor.

+Joan-Enric Vives,
Obispo de Urgell y Copríncipe de Andorra

Carta Pastoral “Set sacerdots d’Urgell, màrtirs de Crist

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s