Dos poemas a la Virgen del Carmen de San Juan del Farrobo (La Orotava)

Virgen del Carmen San Juan (La Orotava)

Es poco llamarte bella

Es poco llamarte “bella”,
decir “Reina” no te alcanza
pues tú eres mi esperanza,
eres mi luz y mi estrella.
¿Qué puedo decir de ella
de ti, una Madre, ¿qué puedo?
No digo nada y me quedo
con esa dulce mirada,
pues sé que con ella a nada
podría tenerle miedo.

Que no falte, Madre mía,
tu mirada encantadora,
mirada de Reina y Señora
que hace feliz la agonía.
Tú, hermosa estrella que guías
mil amores, mil consuelos,
tú paloma que en su vuelo
logra con su luz radiante
hacer feliz una orante
plegaria, Flor del Carmelo.

             Eduardo Duque

Virgen del Carmen de San Juan 1

A la Virgen del Carmen, Coronada, de San Juan

No es tu imagen, tu rostro de este suelo,
Virgen gloriosa, en tules rebujada.
El extraño dulzor de tu mirada
fluye del claro manantial del cielo.

Al Carmen sideral se aupó, de un vuelo
sacro, Luján, con su alma arrebatada.
Decoro de San Juan, talla estimada,
estrellas te ciñó del Valle el celo.

A ti, flor del Carmelo, va el navío
de nuestro andar, la virginal frescura
de nuestra voz, que tu alto honor pregona.

A tus plantas, oh mar azul del río
de nuestro amor, el don de nuestra pura
vida, tus joyas y mejor corona.

                                                P. Antonio Márquez Fernández, S.D.B.

≈ ≈ ≈

La imagen de Nuestra Señora del Carmen goza de gran popularidad en la Villa de La Orotava. Su origen se remota a principios de siglo XIX, cuando sustituyó a una imagen anterior posiblemente perdida tras el incendio que sufrió el Convento de San Lorenzo en 1801. Su autoría se desconoce, pues Nicolás Perdigón Oramas, escultor y restaurador orotavense, la atribuyó con certeza al escultor José Luján Pérez. Sin embargo, la imagen presenta grandes diferencias con el resto de sus obras, sobre todo porque la Virgen se acerca a una postura neoclásica. Por este motivo, según los últimos estudios, se le atribuye al escultor orotavense Fernando Estévez, quien realizó esculturas de gran parecido como Nuestra Señora de Candelaria de la Parroquia de la Concepción de La Orotava o Nuestra Señora de Los Remedios de Los Realejos. De todos modos, la imagen presenta una belleza que invita a la contemplación y a la reflexión sobre María de Nazaret. (Josué Hernández)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s