Décimas de la Resurrección

Resurrexit

Décimas de la Resurrección

(Fragmento)

ET VALDE MANE UNA SABBATORUM VENIUNT
AD MONUMENTUM, ORTO JAM SOLE.
Marc. 16.

El día se está batiendo
con la noche en retirada;
la muerte va derrotada
y la vida, renaciendo;
el Limbo, resplandeciendo
con luces de redención.
Una azul renovación
sus latidos acelera,
y una nueva primavera
canta la Resurrección.

Súbito, un fulgor remoto
de la altura ha descendido.
Un rumor desconocido
la voz del silencio ha roto.
Huyen bajo el terremoto
los guardianes del Imperio.
Al resonar de un salterio
se abre el sepulcro… Entretanto,
afuera queda el espanto,
y adentro aguarda el misterio.

Con su provisión de aromas
avanzan las Tres Marías.
Se aclaran las lejanías
y se empurpuran las lomas.
Con un temblor de palomas
en la interrogante incierta
—¿quién les abrirá lo puerta?—,
va su dolor o raudales
empañando los cristales
de la mañana, ya abierta.

Abierto estaba la entrada,
y dentro el adolescente;
pero Jesús está ausente,
y el pavor les anonada.
Al ver su empresa frustrada
con más dolor sollozaron.
Las Tres Marías llegaron
apenas amanecido.
«Como el Sol había salido
por eso no Le encontraron.»

                   Emeterio Gutiérrez Albelo

Enlace recomendado: Homilía. Domingo de Resurrección (Dominicos – Orden de Predicadores)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s