El Poema del dolor

El poema del dolor

El Poema del Dolor fue escrito con sangre en la cumbre del Calvario. Desde entonces el dolor es fuente de vida y nunca presagio de muerte, causa de angustia, de desesperación, de abatimiento…
Jesucristo infundió al dolor esperanza, consuelo, aliento: lo poetizó y lo engrandeció desde la misma Cruz.
El dolor jamás lo podrán sentir las almas miserables. El héroe que agoniza, goza y saborea el dolor que le produce la sangrante herida, al pensar que ha cumplido con su deber.
El inocente que purga en presidio una falta que no ha cometido, goza y saborea también el dolor que le causa su misma inocencia.
Pero el dolor jamás hubiera sido confortativo de las almas, si al igual que el héroe y que el inocente no lo hubiera saboreado y gozado Cristo en la cima del monte Olivete.
Yo no imagino a Cristo en el momento de exhalar su último suspiro, como muchos pintores y escultores lo han concebido: lleno de una tristeza inacabable, transido por las mas amargas de las penas sino sonriente, satisfecho de su prójima muerte, perdonando a sus verdugos y perseguidores, tendiendo su dulce mirada a la Humanidad que desde aquel momento comienza a redimirse…
Cuando Víctor Hugo desde su destierro exclamaba: ¡Oh dolor! ¡Llave de los cielos!, pensaba en aquel dolor que fue glorificado en el Calvario y sentía como su espíritu se inundaba de infinita complacencia.
El dolor nació con Cristo y fue por El mismo santificado y poetizado desde la Cruz…

Francisco Dorta y Jacinto del Castillo, “Alfredo Fuentes” (1923)

¡Alegría!, ¡Alegría!, ¡Alegría!
La muerte, en huida,
ya va malherida.
Los sepulcros se quedan desiertos.
Decid a los muertos:
“¡Renace la Vida,
y la muerte ya va de vencida!”

Quien le lloró muerto
lo encontró en el huerto,
hortelano de rosas y olivos.
Decid a los vivos:
“¡Viole jardinero
quien le viera colgar del madero!”

Las puertas selladas
hoy son derribadas.
En el cielo se canta victoria.
Gritadle a la gloria
que hoy son asaltadas
por el hombre sus “muchas moradas”.

                                                 Himno de la liturgia de las horas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s