A pesar de todo, creo

yo_creo

A pesar de todo, creo

         por Jesús Vega Mesa

Creo en los amigos, a pesar de que hay quien no se cansa de contar las traiciones recibidas. Creo que hay motivos para la alegría, aunque algunos afirmen que no es posible mirar esta tierra y sonreír. Creo que acabarán las guerras porque creo en los pacifistas y los objetores y los que se defienden con el diálogo y el respeto. Creo en la Vida, porque no puedo resignarme a no ver nunca más a los seres que he querido y ya no viven. Creo que el mundo será mejor, porque veo a muchos que se esfuerzan por transformarlo.

Creo en el hombre y en el niño y en el joven porque, a pesar de su debilidad y la tentación que invita al egoísmo, nos muestran gestos solidarios. Creo en la igualdad para todos, porque veo diferencias y eso me hace sufrir y protestar. Creo que el mundo va a ser mejor, aunque las estadísticas afirmen lo contrario. Creo en la bondad, porque me basta conocer y comprender a mis amigos. Creo que se puede ser feliz en la tierra, porque lo he experimentado muchas veces. Creo que vale la pena luchar, porque muchos han vencido. Creo en las cosas que me parecen increíbles, porque no me fío sólo de la inteligencia. Creo en lo que no puedo demostrar, porque también creo al corazón. Creo en la otra vida, porque ésta me parece muy pequeña. Creo en la resurrección, porque creo que es posible salir de la droga y abandonar las envidias, mejorar la familia y cambiar de vida. Creo que Jesús resucitó, porque he visto a muchos resucitar del odio y de la desilusión.

Creo en lo que no he visto ni nadie me ha demostrado, porque me fío de la palabra de mis amigos. Creo en la poesía y en la utopías, porque son más exactas que las matemáticas. Creo en lo que no veo ni comprendo, porque sé que no puedo abarcarlo todo. Creo en mis amigos, porque me fío más de ellos que de mí. Creo en Dios y en Jesucristo como creo en Ricardo, Antonio, Adela, Mónica o Lili. Porque creo en su palabra y creo que me quieren. No necesito garantías, ni milagros, ni silogismos que demuestren que son amigos. Los creo y los quiero y eso me basta.

Cuando a un amigo se lo acepta por los títulos, por su currículum o porque “me entra por el ojo”, será cualquier cosa menos amigo. Sólo hay amistad cuando se acepta al otro como es, incluidos sus defectos. Cuando se cree en Dios porque hay pruebas, porque está demostrado científicamente, porque no choca con la razón, entonces no se hace un acto de fe, se comprueba una fórmula matemática.

No creo en las matemáticas. Yo creo en Dios. Y porque muchas veces no lo veo ni lo comprendo, creo mucho más.

Jesús Vega Mesa, de su libro “Cartas al viento”.

Jesús Vega Mesa nació en la Villa de Ingenio, Gran Canaria. Ha sido sacerdote en distintas parroquias de la Diócesis de Canarias y profesor en algunos institutos de la isla. Realizó la licenciatura de Teología Pastoral Práctica y ha ejercido como capellán en el Hospital-Instituto de los Hermanos de San Juan de Dios de Carabanchel. También fue fundador y director de Radio Tamaraceite, emisora parroquial de gran difusión que va camino de cumplir su vigésimo aniversario (1996-2016). Sin duda, un hombre muy querido por su compromiso social y una fructífera labor solidaria.

Santos canarios, santos de todos los colores…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s