La voluntad de ser santo: Beato Domingo (del Santísimo Sacramento) Iturrate, presbítero de la Orden Trinitaria

Beato Domingo Iturrate

Haré lo ordinario extraordinariamente bien

Esto es lo único que debemos desear en esta vida: el servicio de Dios. Todas las cosas, fuera de amar a Dios son transitorias y perecederas. Las riquezas y comodidades de esta vida no son otra cosa que un placer momentáneo, que no pasa más allá de la muerte. Y además de ser tan cortas, están mezcladas con tantas amarguras y cuidados. Por eso debemos procurar atesorar riquezas espirituales, que siempre duran y nos conducen a una vida eternamente feliz. Los bienes de este mundo debemos considerarlos como medios que Dios nos da para que le sirvamos con más facilidad.

Domingo Iturrate

El Beato Domingo Iturrate Zubero, sacerdote trinitario, nació en Dima (Vizcaya) el 11 de mayo de 1901. Era el mayor de 11 hermanos, hijos de padres labradores muy piadosos. Fue un niño ejemplar. Modelo de virtud en su juventud; vivió con toda radicalidad la vocación religiosa. A los 13 años entró en el seminario de los trinitarios donde se caracterizó por ser un buen alumno y su tenacidad en los estudios. Con 18 años se marcha a estudiar a Roma (1919-1926), en la universidad Gregoriana de los Jesuitas, donde se doctoró en Filosofía y Teología de manera brillante.

Hizo el noviciado en Bien Aparecida (Cantabria), donde emitió el 1 de diciembre de 1918 los votos temporales en manos de su superior. El 23 de octubre de 1922, fiesta de Jesús Nazareno Redentor para los trinitarios, había hecho su profesión solemne. Aunque deseaba ser misionero sus superiores le aconsejaron su dedicación a la formación y al ejercicio del ministerio. El 9 de agosto de 1925 fue ordenado sacerdote por el cardenal Vicario de Roma, Mons. Pompilli. El 15 del mismo mes, fiesta de la Asunción, cantó su primera misa solemne en la capilla de las religiosas Adoratrices en el marco de una liturgia rebosante de júbilo por la subida de María a los cielos. Pero su sacerdocio duró poco tiempo. En la plenitud de su vida le diagnostican una enfermedad incurable que Domingo acepta con entereza, entregándose a la voluntad del Señor. El 7 de abril de 1927 murió en el Convento de Belmonte (Cuenca) enfermo de tuberculosis. Tras una segunda exhumación, sus reliquias se veneran actualmente en la iglesia trinitaria del Santísimo Redentor de Algorta (Vizcaya). La fama de santidad de Domingo Iturrate se ha extendido por toda España y América Latina, siendo un modelo “asequible” de santo para jóvenes y no tan jóvenes, religiosos y sacerdotes. Fue beatificado por Juan Pablo II, el 30 de octubre de 1983, quien afirmó: “Todo lo orientaba hacia la Trinidad y todo lo contemplaba desde ese inefable misterio…Una fidelidad a la llamada interior y una respuesta generosa a la misma”. Como religiosos trinitario, procuró vivir según los dos grandes ejes de la espiritualidad de su Orden: el misterio de la Santísima Trinidad y la obra de la redención, que en él se hacía vivencia de intensa caridad…”

Beato Domingo Iturrate

Los grandes amores de Fr.Domingo fueron: la Santísima Trinidad, la sagrada Humanidad de Cristo, la Eucaristía y la Santísima Virgen María. La Virgen aparece en sus escritos y cartas unida a Jesús y, en alguna otra ocasión, a la Stma. Trinidad. Sin duda, amaba a la Virgen como una madre suya: Yo me he consagrado y entregado enteramente a Jesús por María; por consiguiente, de aquí en adelante en todo me consideraré como una cosa suya, de suerte que en cualquier cosa que me suceda, sea próspera o adversa, según o contra mi voluntad, diré: Soy de Jesús y María; por consiguiente, que hagan de mí lo que más le agrade.

Beato Domingo Iturrate 2

El SECRETO de su vida, lo expresaba el mismo: “En las cosas pequeñas de cada día cuidar la fidelidad y poner todo el amor en el empeño”. Era una frase muy querida para él: “Hoy y aquí, hacer lo mejor posible lo que tengo delante, porque ésa es la voluntad de Dios”.Beato Domingo Iturrate 3

Oración al Beato Domingo Iturrate

Oh Trinidad amabilísima, en Vos creo, en Vos espero. Os amo con todo mi corazón, y os pido llenéis mi alma de vuestra gracia y la confirméis en ella de modo que jamás deje de ser vuestro santo templo y la morada de vuestras delicias. Dignaos glorificar a vuestro Beato Domingo Iturrate, concediéndome la gracia que solicito, si ha de ser para mayor gloria vuestra, bien y provecho de mi alma. (Récese tres Padrenuestros a la Santísima Trinidad)

≈ ≈ ≈

Beato Domingo Iturrate 1

Causa del Beato Domingo Iturrate

PP. Trinitarios-Parroquia Santísimo Redentor

Apartado 93

48990 Algorta (Bilbao)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s