Algunas hornacinas y capillas con San Martín de Porres en Canarias

1. Capillita particular en La Orotava

2. Hornacina en una casa particular en el barrio de La Romera (Los Realejos)

SAN ANDRES Y SAUCES (LA PALMA)

 3. Hornacina en San Andrés y Sauces

Cruz de la Cebolla (La Orotava)

4. Capilla en la Cruz de la Cebolla (La Orotava)

smp la romera-placeres

  5. Capilla de San Martín de Porres en La Romera (Los Realejos)

capillita

El Paso (La Palma)

6 y 7. Capillita en el Barrial (El Paso)

Las capillas, especialmente dedicadas a la Santa Cruz o al Calvario, y en ocasiones acompañada de alguna advocación mariana o santo de devoción, de diferentes tamaños y formas, son comunes verlas a lo largo de nuestro territorio, formando parte del paisaje —urbano y rural— de las islas y convirtiéndose en lugares de culto y de oración. Las hornacinas son pequeños huecos de diferentes estilos, excavados en la pared, rematados con arco de medio punto y con marco de madera y cristal protector. Ambas construcciones son habituales encontrarlas en fachadas o en el interior de casas, en patios y caminos o cruces de caminos de nuestras islas. Algunas ya deterioradas por el paso de los años y otras todavía en pie gracias al fervor religioso de los vecinos, dan lugar a una costumbre popular que deriva de nuestras raíces cristianas y que supone una “sacralización del espacio urbano” (así lo define el poeta:“ciudadela, que guarde la hornacina salvadora; centinela del bien, de tu legado, mi Señora”). En este sentido, tampoco debemos olvidarnos de las urnas portátiles o capillitas de visita, con su específica oración en la puertecita dedicada a la advocación de la imagen, que recorren los hogares uniendo en la piedad a las familias y a los vecinos.

Son las capillas y hornacinas un modo sincero y público, incluso conmemorativo, de expresar la devoción y encomienda a la Cruz bendita, a Jesús, a la Virgen, a un Santo-a, o un sentido expiatorio o de recuerdo de algún acontecimiento importante. Cómo se ha comentado anteriormente, no es difícil localizarlas en muchos rincones de nuestros barrios o municipios, pues ciertamente cada una posee su propia historia. Y es que la iniciativa privada, movida a veces por una profunda devoción o por el pago de alguna promesa, ha sembrado muchos lugares de capillas particulares o vecinales, calvarios y cruces, que también forman parte de la historia religiosa y popular de Canarias. Todas ellas son el resultado de sentimientos, pensamientos y recuerdos que avivan la fe y que, en buen modo, bendicen los lugares.

Ermita de la Inmaculada Concepción (Masca) 1

8. Capillita de madera en la ermita de Masca 

Santa Catalina - La Guancha

9. Capilla de visita en el barrio de Santa Catalina (La Guancha)

Ahora nos centraremos en aquellas, que a lo largo de estos años, hemos encontrado con la imagen de Fray Martín: En Los Realejos, más concretamente en el lugar denominado La Romera-Placeres, existe una capilla (ver foto central) que se ha convertido en unos de los centros de devoción a San Martín de Porres más importantes de Canarias. En la localidades de Santiago del Teide y Buenavista del Norte hemos visto en caminos con dirección a algunos barrios o caseríos capillas u hornacinas con cruces, a veces con alguna imagen de la Virgen o el Sagrado Corazón y otras también presente alguna figurita de fray Martín; e incluso, alguna dedicada casi de manera exclusiva a San Martín de Porres. Asimismo, en la ermita del caserío de Masca —dentro del Parque Rural de Teno—, dedicada a la Inmaculada Concepción, existe otra capillita tipo urna con Fray Martín (foto 8). En el barrio de Santa Catalina del municipio de La Guancha una capilla de visita recorre las casas de los vecinos del lugar de manera ya tradicional (foto 9).

Ermita de San Juan (Los Carrizales) 1

Ermita de San Juan (Los Carrizales)

10 y 11. Urna en la Ermita de San Juan, caserío de los Carrizales (Buenavista del Norte)

En el caserío de Los Carrizales (Buenavista del Norte), paraje enclavado en un barranco de majestuosas dimensiones, existe en su ermita de San Juan una pequeñísima imagen de San Martín en una urna. Lo llamativo es que dicha urna mantiene todavía la limosna dada por los feligreses muchos años atrás, con las antiguas pesetas y con algún que otro billete de la época que se conserva en recuerdo de los antepasados del lugar. Un papelito advierte: “el que coge este dinero se sabe… Dios castiga rápido” (fotos 10 y 11).

En el municipio del Paso, en la isla de La Palma, existe una bonita devoción al Sagrado Corazón de Jesús y a la Virgen del Pino, así como un gran cariño por San Martín de Porres que se manifiesta con la Bajada del Santo (el sábado más próximo o siguiente a la festividad). Emociona caminar en la enigmática zona del Barrial —también en El Paso—, donde se sitúa una ermita dedicada a San Martín de Porres, y descubrir por el camino referencias que muestran el afecto que se profesa a Fray Martín.

el berriel bajo

Cerámica

Todo es bueno cuando San Martín se encuentra en los hogares y en los corazones

San Martín de Porres, también conocido cariñosamente como Fray Escoba, se ha introducido en los corazones de muchos canarios, y junto a la Virgen María —en sus distintas advocaciones— como patrona de cada una de las islas bendicen nuestra tierra, suplican por sus habitantes y cuidan de nuestros hogares.

¡Martín de Porres! Cuida de nuestros hogares y a todos los que viven en él. Benditos sean los amigos que entran y las ventanas que se abren al cielo. Intercede ante el Señor para que nos guarde en paz y su bendición venga siempre sobre nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s