Festividad de Nuestra Señora del Rosario

Virgen del Rosario - Santo Domingo

Rindiéndole a María el tributo que se merece, se le gana el corazón; y complacida derramará sobre sus fieles siervos aquella abundancia de bendiciones y aquellos tesoros de gracias, cuya distribución tiene a su cargo.

La devoción del Rosario se instituye singularmente para reconocer la dignidad de Madre de Dios, y la clase superior a todas las criaturas que ocupa la Santísima Virgen, por aquellas mismas palabras con que se anunció la primera vez la divina maternidad, y con que fue saludada por el Ángel como llena de gracia. Recordemos en el Rosario este singularísimo favor, esta eminente prerrogativa, y demos los parabienes por ella. Redúcese en él toda nuestra oración a dar un solemne testimonio de fe, de la parte que nos toca en su elevación y en su dicha, y de la confianza que tenemos en su poderosa bondad. Hacemos pública profesión de reconocer con toda la Iglesia a la Santísima Virgen por verdadera Madre de Dios, y en virtud de este augusto título por soberana Señora de todo el universo, Reina de los Ángeles y de los hombres, Mediadora entre los hombres y Jesucristo, nuestro supremo Mediador entre nosotros y su eterno Padre, refugio seguro de todos los pecadores, asilo inviolable de todos los infelices, consuelo de todos los afligidos, madre de los predestinados, madre de misericordia y de gracia.

Santo Rosario

La fiesta del Santísimo Rosario, la devoción más hermosa y más popular a honra de la Madre de Dios.

“Era Fray Martín de Porres sobremanera devoto de la Emperatriz del Cielo María Santísima Señora Nuestra, devoción que entre todas las de los Santos se lleva la primacía. Sin esta no hay virtud, que lo sea, ni santidad, que merezca nombre de tal, pues nadie puede agradar a Dios, sin caer en gracia a su Madre; y escogiendo Dios a Fray Martín para sí, asentó en su corazón la devoción, y afecto a María: visitaba frecuentemente de día, y de noche su altar, rezaba con gran fervor, y suavidad de espíritu su Santísimo Rosario, oración tan del agrado de Dios, y de su Madre, que por ella han alcanzado, y alcanzarán los hombres inestimables favores y mercedes”.

Página 93 – 94 Compendio de la virtudes de Fray Martín (Jaime Barón)

Virgen del Rosario de Agüimes

Por la mediación de los misterios del Rosario es ésta una de las más santas oraciones de la Iglesia, en que yendo el corazón de acuerdo con las palabras, se tributa a Dios y a María un perfecto culto de religión.

Oración a la Virgen del Rosario

Oh Rosario bendito de María, dulce cadena que nos une con Dios, vínculo de amor que nos une a los Ángeles, torre de salvación contra los asaltos del infierno, puerto seguro en el común naufragio, no te dejaremos jamás. Tú serás nuestro consuelo en la hora de la agonía. Para ti el último beso de la vida que se apaga. Y el último susurro de nuestros labios será tu suave nombre, oh Reina del Rosario, oh Madre nuestra querida, oh Refugio de los pecadores, oh Soberana consoladora de los tristes. Que seas bendita por doquier, hoy y siempre, en la tierra y en el cielo.

(Carta Apostólica “Rosarium Virginis Mariae”, Juan Pablo II)

≈ ≈ ≈

Virgen del Rosario - Iglesia de Nuestra Señora de la Peña de Francia

Nuestra Señora la Virgen del Rosario

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s