San Martín de Porres, por Miguel Baca Rossi

SMP POR BACA ROSSI

Escultura de granito reconstruido ubicada en la capital de Filipinas, Manila.

convento de santa rosa - lima

Escultura de granito en el Convento de Santa Rosa de Lima, Lima (Perú).

Miguel Baca Rossi nace en el Puerto de Pimentel, Lambayeque, Perú en 1917. Desde niño ya mostró grandes aptitudes artísticas y especial interés por la escultura. Su maestro Karl Weiss, director del Colegio Nacional “San José” de Chiclayo, lo guía en el conocimiento, la disciplina y el trabajo del arte. Su repertorio artístico está inscrito en el realismo conmemorativo y se caracteriza por capturar la expresión y personalidad de sus personajes retratados en bustos, estatuas y relieves. Sus obras reflejan virtuosismo y destreza técnica en el dominio de materiales diversos como el mármol, granito, bronce y plata. Muchas de sus obras se encuentran en colecciones privadas, mientras otras destacas esculturas están presentes en lugares públicos de diferentes países del mundo: Perú, Argentina, Chile, Estados Unidos, Portugal, Ciudad del Vaticano, Filipinas, etc.

A lo largo de su amplia y brillante trayectoria artística ha participado en una gran cantidad de exposiciones colectivas y bienales a nivel nacional e internacional. Además, ha recibido múltiples reconocimientos por su trabajo y a toda una vida dedicada a la difusión de las Artes Plásticas en el Perú y en el extranjero. Entre sus últimos premios destaca la “Condecoración de la Orden”, otorgado por la Presidencia del Perú.

Estatuilla San Martín de Porres - Baca Rossi

Estatuilla en plata con la imagen de San Martín de Porres realizada por el escultor Miguel Baca Rossi como obsequio, de quién fuera presidente de la República del Perú Fernando Belaúnde Terry, al papa Juan Pablo II. La misma se conserva en el Museo del Vaticano (Roma).

≈ ≈ ≈

Y es que en su trabajo también hizo falta afilar los sentidos. El tacto por sobre todo lo demás. La vista, que le permitió la percepción exquisita de los detalles. El oído, para escuchar palabras, tonos de voz reveladores, inflexiones que le indiquen el camino de la sensibilidad.

El olfato para sentir con más ahínco la tierra: su material a moldear. Todos los sentidos puestos a disposición del corazón. Porque nada se gana con una figura vacía, que no diga nada. Sus obras te gritan la pasión que él vivió. Horas y días encerrados en su taller esperando que el impulso creativo no se esfume… paciente, riguroso, cálido.

Laylah Ferreyra A.

baccarossi

Enlace recomendado: bacarossi.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s