San Martín de Porres, sincero con Dios

Sincero con Dios

La boca y el corazón de San Martín eran fuentes de clara sinceridad.

Corazón noble, sin doblez, libre en la libertad de la verdad…La sinceridad es fruto del Espíritu Santo que moldea el corazón en la luz de la verdad. Es un reflejo de su presencia, porque en su luz, se ve la Luz. San Martín no leyó muchos tratados sobre la sinceridad. Contaba con otra Luz para no aparentar sino ser. Valía lo que era a los ojos de Dios y, ante Él, no necesitaba desdoblar su personalidad para aparentar. Vivía en la humildad y ésta no necesita de fachada para manifestarse. El saberse detrás del último le liberaba de la hipocresía, pues nadie le iba a suplantar. Por eso de su puesto no lo iba a desplazar nadie. En él se sentía a gusto, pues desde su corazón podía estar en los pobres, en los enfermos, en los predicadores y sin competencia. Allí vivía con su señor que había venido a servir y no a ser servido….

P. Francisco Arias, O.P. Extracto del artículo “San Martín, sincero con Dios”, publicado en la revista “Amigos de Fray Martín” (nº 514). Diciembre de 2010

≈ ≈ ≈

Oración a Fray Martín de Porres

La humildad y la caridad, ofrecidas con un corazón sincero que agradaba a Dios, le abrieron las puertas del cielo (Mateo 5.8: Bienaventurados los de limpio corazón porque ellos verán a Dios)

Oración

Oh Dios misericordioso, que nos disteis en el Bienaventurado Martín un modelo perfecto de humildad, de mortificación y de caridad; y sin mirar a su condición, sino a la fidelidad con que os servía, le engrandecisteis hasta glorificarle en vuestro Reino, entre los coros de los ángeles! Miradnos compasivo y hacednos sentir su intercesión poderosa.

Y tú, beatísimo Martín, que viviste sólo para Dios y para tus semejantes; tú, que tan solícito fuiste siempre en socorrer a los necesitados, atiende piadoso a los que, admirando tus virtudes y reconociendo tu poder, alabamos el Señor, que tanto te ensalzó. Haznos sentir los efectos de tu gran caridad, rogando por nosotros al Señor, que tan fielmente premió tus méritos con la eterna gloria. Amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s