El niño Martín de Porres

smp niño

El niño crecía y se fortalecía…y Dios estaba con El (Lc 2, 40)

Al instruirse el niño Martín en las primeras nociones propias de su edad no tardó en asimilar y vivir la verdad de la lección de Cristo, que ya desde entonces vino a ser la razón y divisa de su conducta (“iba creciendo en edad, sabiduría y gracia divina”). Desde el primer momento se le notaba algo especial. Ya en su niñez se dejó guiar por la mano de Dios que modeló su alma privilegiada hasta convertirlo en un santo. Era un jovencito encantador, alegre, con alma noble y de buenos sentimientos, con una inclinación marcadamente caritativa hacia los más necesitados y enfermos puesta de manifiesto a lo largo de toda su vida. Así, educado cristianamente por su madre, desde niño fue generoso con los pobres a los que daba parte de la comida o del dinero cuando iba a la compra. También pronto comenzó a aprender el oficio de practicante que con gran bondad y delicadeza ejercía para admiración de todos. Desde entonces fue conducido por el Espíritu Santo hacia la santidad:

*La infancia de Martín fue difícil, por decir poco. Se rieron de él, se burlaron y lo ridiculizaron. A menudo llamado “perro”, es precisamente en medio del dolor y las luchas donde vemos el milagro del amor de Dios en el trabajo de su “mulato”. Herido una y otra vez por el odio y el racismo, Martín encontró una manera de aceptar -e incluso celebrar- el color de su piel y los colores del arco iris que brotaban de su corazón; y de esta manera, fue capaz de convertirse en un icono del amor y la libertad humana. Su corazón, al igual que Dios, parecía llegar a todo el mundo – amigos y enemigos – dándonos un ejemplo poderoso de lo que significa aceptar la diversidad en nuestros tiempos. Lo que para otros hubiera sido fácil transformarlo en una vida de amargura y de ira, para Martín se convirtió en una oportunidad para la santidad. Martín se confió a Dios en el caos y la pobreza de aquellos primeros años; tomando los hilos españoles y africanos de su corazón los tejió en un hermoso tapiz de amor¹

cuadro al óleo Niño Martín (SMP) pintado por Álvaro Mendoza

Glorioso Martín de Porres, que profesaste un gran amor a los pobres desde tu infancia. Ruega por nosotros

*Desde su más temprana edad, dio Martín muestras sorprendentes de su futura santidad. En él sobresalían las virtudes de la modestia, la humildad y la caridad para con los pobres. Y según crecía su cuerpo de adolescente, así aumentaba también en su corazón el amor hacia el prójimo, principalmente hacia los enfermos y afligidos…

Como muchos otros niños, Martín había nacido y pasado su niñez en las condiciones más desfavorables y hasta perniciosas; creció en un ambiente rodeado de circunstancias que con frecuencia son la causa de que el corazón se les endurezca, pero que en Martín fueron ocasión y motivo para el progreso sobrenatural de su alma. Se mantenía estrechamente unido a Dios, y con la ayuda de la gracia divina pudo desarrollar, aún dentro la inmundicia misma de Lima, la extraordinaria piedad y aquella delicada sensibilidad hacia la humanidad doliente que habría de caracterizar su vida²

Martín y Juana

Señor, ilumina la mente de nuestros hijos
para que conozcan el camino
que tú has querido para ellos,
para que te puedan dar gloria
y alcancen la salvación.
Sosténlos con tu fuerza,
para que alienten en su vida
los ideales de tu Reino. Amén.

Ver también: San Martín de Porres, un buen amigo de los niños

≈ ≈ ≈

¹ *Párrafo adaptado de un texto en: dominicanvocations.com
² *Párrafo tomado de “Conozca a Fray Martín de Porres: breve historia de su vida” (1951). P. Norbert Georges, O.P. (Adaptación al español Convento de San Pablo. Palencia)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s