Sor Lorenza Díaz Bolaños, H.C., la primera beata canaria

sor lorenza diaz bolanos

sor lorenza díaz bolaños

Su fortaleza y fidelidad pasó por encima del temor a la muerte

El próximo 13 de Octubre de 2013 tendrá lugar en la Catedral de Tarragona la ceremonia de beatificación -oficiada por Angelo Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos- de la primera mujer nacida en Canarias, Sor Lorenza Díaz junto a otros 500 mártires de la Guerra Civil española. Lorenza Díaz Bolaños nace en Santa María de Guía (Gran Canaria), el 10 de agosto de 1896, en el seno de una familia humilde y muy cristiana; despierta y piadosa recibe el bautismo el día 15 de agosto, Solemnidad de la Asunción de la Virgen y fiesta patronal en la localidad de su nacimiento. Su padre tuvo que emigrar y su madre, María del Pino, trabajó duramente en la agricultura para mantener a la familia. Lorenza la ayudaba en las tareas del hogar y en las labores del campo. Ya desde su más tierna infancia fue creciendo y madurando con vocación religiosa y de servicio hacia los demás.

Era muy amante de la Virgen” dicen sus hermanos Juan Jesús y José Ignacio, “de niña cogía las flores más bellas que cultivaba en el huerto para llevárselas a su altar”, siguen diciendo de ella, “su expresión era de humildad perenne, piadosa, bondadosa, no tuvo con nadie un mal gesto, pronta para ayudar a todos, era alegre…mostraba un recogimiento y ensimismamiento que indicaba vivía en la presencia de Dios”

Sor Casilda Ruíz, Hija de la Caridad

Fue confirmada, casi como una providencia, por el Padre Cueto, un 26 de Mayo de 1900 – festividad de San Felipe Neri, “el santo de la alegría” -. Con sus cualidades humanas y virtudes, no le fue difícil seguir la llamada de Dios; realiza el postulando en el hospital de San Martín de Las Palmas de G.C., y poco tiempo después solicita el ingreso en la Congregación de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, donde tuvo una vida de servicio hacia los enfermos y los pobres a quienes servía con cariño y solitud maternal, reflejo de su inmenso amor a Dios.

Pero Sor Lorenza entiende que el seguimiento a Cristo requiere una gran entrega, como lo hicieron los discípulos de Jesús. Le cuesta dejar a su familia a quien tanto estaba unida, pero la fuerza que la daba la Eucaristía y la oración vence toda resistencia. Sor Lorenza se traslada a Madrid en abril de 1921 para hacer el seminario de formación, y a los seis meses es destinada al Instituto de Reeducación Profesional de Inválidos del Trabajo, ubicado en Carabanchel Bajo. Transcurridos cinco años de vocación, el día 1 de mayo de 1926, emite por primera vez sus votos solemnes. Durante todo este tiempo trabaja incansablemente, estudia y se perfecciona admirablemente en su oficio de enfermera. Algunos años después llega el fatídico día en que un grupo de milicianos van a buscarla a la pensión en la que se encontraba. Su nombre figura en una lista negra: denunciada por un celador del hospital de Carabanchel donde trabaja, que la acosa y a quien ella siempre rechazó con firmeza, no cediendo a sus pretensiones. Fue apresada junto a otra religiosa, Sor Josefa Gironés Arteta, y seguidamente llevada a una checa o lugar de suplicio, atormentada vilmente, y finalmente martirizada en el parque de las Vistillas de Madrid el 22 de noviembre de 1936 -seis días después de haber sido apresada- por fidelidad a su fe y a su vocación, derramando su sangre por nuestro Señor Jesucristo. Su cuerpo descansa en la cripta que tiene la Congregación de las Hijas de la Caridad en el cementerio de San Isidro (Madrid).

Hijas de la Caridad - mártires

Mensaje con motivo de la Beatificación del Año de la fe, en Tarragona, el 13 de Octubre de 2013

“Por la fe, los mártires entregaron su vida como testimonio de la verdad del Evangelio, que los había transformado y hecho capaces de llegar hasta el mayor don del amor, con el perdón de sus perseguidores.”

Benedicto XVI, Carta Apostólica Porta fidei, 13

Oración a la Beata Sor Lorenza Díaz

Oración a Sor Lorenza Díaz Bolaños

Dios Padre, rico en misericordia y autor de todo bien. Tú hiciste brotar en el corazón de tu hija Sor Lorenza Díaz Bolaños y sus compañeras un amor tan grande hacia Ti, que las llevó a entregar su vida al servicio de los necesitados. Tú les diste la fuerza de tu Espíritu Santo para dar su vida como testimonio de fe y caridad. Concédenos por su intercesión que imitando sus virtudes, alcancemos las gracias que te pedimos. Por Jesucristo Nuestro Señor. AMÉN

(Se puede rezar Padrenuestro, Avemaría y Gloria por la intercesión que se desea)

≈ ≈ ≈

Sor Lorenza Díaz, religiosa guiense y mártir, por Sor María Ángeles Infante, H.C.

Enlace recomendado: somosvincecianos.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s