Sor Catalina de San Mateo, la monja prodigiosa de Gran Canaria

Sor Catalina de San Mateo

Sor Catalina de San Mateo de la Concepción, O.S.C

Virgen de la Candelaria y Sor Catalina de San Mateo

La virgen de Candelaria y Santa Catalina de San Mateo (Museo de Colón)

Sor Catalina de San Mateo (Catalina de Balboa y Ugarte) nació el 30 de Abril de 1.646 en el municipio de Santa María de Guía (Gran Canaria). Todavía joven, el 31 de Enero de 1676, ingresa como religiosa lega sin dote en el convento -ya hoy desparecido- de las clarisas de San Bernardino de Siena, en Las Palmas de Gran Canaria. Toma el hábito el día 2 de Febrero, dos días después de su ingreso en el convento. Al año siguiente, concretamente el día 3 de Febrero, profesó en su orden religiosa con el nombre de Sor Catalina de San Mateo de la Concepción, OSC. Mujer bondadosa pero también de fuerte carácter, desde el primer momento sorprendió a sus compañeras por la severidad con que llevaba el claustro y los rigurosos ayunos y penitencias que ella misma se imponía; convirtiéndose por sus portentos en la monja de los prodigios, y ganando fama de taumaturga y mística en las islas Canarias e incluso en América. Tanto es así que sus devotos agradecían su intercesión ante las epidemias como en las plagas que azotaban con alguna regularidad los campos de la isla. Con el paso del tiempo, su salud se resintió comenzando a sufrir ataques epilépticos y estados de histeria. También experimentó estigmas físicos y otros de naturaleza espiritual. Fue a partir de entonces cuando empezó a predecir el futuro y a mantener monólogos con un lienzo que tenía colgado en la pared de su celda y que representaba a un «Ecce Homo». Es muy probable -coinciden las fechas- que conociera otro valioso lienzo presente en el convento en esa época, el del “Santo Niño Enfermero”, y que sintiera una especial devoción por el mismo. Curiosos son los relatos referidos a sus bilocaciones en otras islas sin dejar de estar presente en su convento de Las Palmas de G.C o su visión de la ciudad Eterna, algo parecido al Edén. Precisamente el insigne Viera y Clavijo en algunos versos se refería a este hecho:

«Sobre un césped de hinojos y poleo,

descansando del sol que la acalora,

a Catalina vi de San Mateo,

allá en San Borondón predicadora»

sor catalina de san mateo

Copia del retrato original de Sor Catalina de San Mateo realizada por el pintor Manolo Millares, en un marco labrado por el escultor teldense Plácido Fleitas. El retrato original fue grabado en Bruselas entre 1695 y 1699.

Murió en olor de santidad en Las Palmas de G.C. el 26 de Mayo de 1.695 y sus honras fúnebres duraron varios días, concurriendo una multitud de fieles y cargos públicos, que ya la aclamaban como santa. Un año después, y acontecidos numerosos milagros, el Padre Provincial de los Franciscanos, el orotavense Fray Andrés de Abreu, solicita “apertura de diligencias concernientes al examen y prueba de las excelentes virtudes, vidas y milagros de esta sierva de Dios”,  y en base a la misma se abre expediente de canonización. Su popularidad hizo que incluso se imprimieran estampas grabadas con su retrato como talismán protector que demandaban sus devotos en las islas. Actualmente se conserva en el monasterio de Santa Clara de La Laguna un retrato -pintado al óleo sobre lienzo- suyo. Se habla de la existencia de al menos tres biografías escritas en vida de la religiosa, supervisadas por ella, aunque solo se han podido hallar dos: la redactada por el canónigo Mateo Tello Casares en 1687 y la elaborada por su director espiritual, el franciscano Diego Alonso, en julio de 1676, a los pocos meses de que ingresara en el convento. Su proceso de beatificación en este momento lo continúa la Asociación Cultural Bruno Quintana, que ha afrontado el reto de reivindicar su figura y recuperar la apasionante historia de esta religiosa canaria.

cuadro sor catalina de san mateo

Cuadro de Sor Catalina de San Mateo, Iglesia de Santa María de Guía.

Video sobre su vida AQUÍ

Política regalista en Canarias (Documento sobre Sor Catalina de San Mateo). Ir a Texto completo (pdf)

Sor Catalina de San Mateo. Religiosidad popular y taumaturgia en Canaria (siglo XVIII) AQUÍ

≈ ≈ ≈

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s