Takashi Nagai, el santo de la bomba atómica

Un hombre que, herido también él por la tremenda explosión de la bomba atómica, saca fuerzas de flaqueza, y pese a la fatiga de su organismo destrozado, acierta a servir hasta el último instante a sus hermanos de raza, y en ellos a la humanidad entera, dándonos a todos un ejemplo digno de universal imitación (P. Carlos de la Inmaculada)

Nacido un 3 de febrero de 1908 en el seno de una familia pagana que vivía las tradiciones ancestrales del shintoísmo, siendo aún joven toma una decisión trascendental en su vida y pide el bautismo, que recibe en junio de 1934, con el nombre de Pablo, en recuerdo de San Pablo Miki, mártir japonés crucificado en Nagasaki en 1597. Dos meses después se casa con Midori, buena cristiana y precisamente descendiente de los primeros mártires del Japón. Ambos han sido declarados Siervos de Dios

Takashi Nagai nos enseña el camino: trabajar siempre con ilusión, no perder jamás la esperanza, practicar esforzadamente la caridad hacia todos y orar, orar mucho, orar siempre porque Dios es a quien corresponde dar incremento y madurez a lo que el hombre iniciare con buena voluntad.

Modelo de sabios, fue al mismo tiempo modelo de creyentes. Por la ciencia caminó hacia Dios, no perdiendo jamás de vista que todo lo de este mundo es fugaz y transitorio y nada en él vale la pena sino en función de lo trascendente y eterno.

Fuente: “Tahashi Nagai, El Santo de la bomba atómica”. P. Carlos de la Inmaculada -Pasionista- (Ediciones Paulinas)

≈ ≈ ≈

Médico y radiólogo japonés, Takashi Nagai fue uno de los supervivientes del ataque atómico estadounidense a la ciudad de Nagasaki. Tras la experiencia sufrida Takashi, ya convertido al cristianismo, pasó el resto de su extraordinaria vida sanando física y espiritualmente a una población destrozada por la guerra. Además, escribió algunos libros espirituales, con reflexiones muy interesantes desde el punto de vista cristiano sobre este terrible drama (“Las campanas de Nagasaki” es una fiel muestra de ello). Murió el 1º de mayo de 1951, el primer día del mes de María.

Artículo recomendado: El Doctor Tahashi Nagai – Las campanas de Nagasaki por Don Antoine Marie, O.S.B

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s