San Martín de Porres: El secreto de la alegría

martinodeporres,o.p

La alegría de pertenecer a Dios le invadía y lo manifestaba.

San Martín de Porres no fue un santo triste. La alegría de pertenecer a Dios le invadía y lo manifestaba. La paz de su alma, el poder agradar a Dios, le llenaba de felicidad, porque ésta nace del alma, no es fruto del ruido exterior. Vivía como un niño, en confianza absoluta en las manos del Padre Dios.

Tenía grandes motivos para vivir alegre. Como la Virgen (Lc. 1,28) “alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo”. La misma alegría que anunciaba a los pastores (Lc. 2,10-11) por haberles nacido un Salvador. La alegría de San Martín iba por ese camino. Era consciente de que Jesús, su Señor, caminaba con él.

El secreto del vivir en alegría de San Martín está en la fe de ser el templo de Dios y por eso, vivía todos los momentos en unión con Él…San Martín vivía el secreto del gozo más profundo en su corazón al saberse habitado por Dios. Uno vive en la medida que ama y según la calidad de su amor. El amor no es el egoísmo de buscar en los demás sus satisfacciones. El amor se desarrolla al hacer feliz a los demás, y en servirles.

San Martín no podía disimular su gozo, le brotaba en todo cuanto decía o hacía, porque conocía a Dios a la luz del mismo Dios y lo transmitía, como a él se le entregaba…A San Martín no lo buscaban porque fuera una quimera, sino el santo que los acercaba al estado más profundo del hombre, la paz, el gozo, la felicidad.

Si te familiarizas con San Martín, tendrás un buen guía para acercarte a Jesucristo, que no es un objeto de devoción, sino Dios en ti. Nuestra tristeza y desalientos nacen de la falta de fe, de no apreciar la gracia que, según el Papa es la alegría de Dios. San Martín tuvo muchos sufrimientos, pero nunca perdió la alegría, porque siempre tuvo a Dios. Que nuestro Santo nos alcance la alegría de ser fieles a Dios, como él.

Padre Francisco Arias, O.P.  (Convento San Pablo Apóstol/PP. Dominicos – Palencia)

Extractos del artículo “El secreto de la alegría”, publicado en la revista “Amigos de Fray Martín” (nº 509). Junio de 2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s