Fray Martín, el bueno

SMP

Caminó por el mundo como el Perdón de Dios

Fray Martín al conservarse en la gracia bautismal fue un hombre bueno de muchas virtudes,  que supo alejarse sabiamente del mal, luchando todos los días consigo mismo y contra el diablo; se consideraba, en su bondad y humildad, el peor de los nacidos e indigno del hábito que llevaba. Limpio de corazón, enternecedor, amó a todos los hombres por igual, sin distinciones; a los animales y a la naturaleza en sí misma. La dulzura de su carácter, su bondad para con los demás y la oración eran signo inequívoco de su estrecha unión con el Señor, que le ha concedido la gracia de continuar ayudando a sus hermanos, de seguir con nosotros, aún después de su partida física de la tierra.

Martín el bueno te llamaban todos porque no guardabas complejo negativo por el color de tu piel ofendida. Ni te entregaste al placer o a los juegos para ahogar las penas; ni siquiera guardabas rencor a tu padre porque no vivía en el hogar. Con abundancia de bien tú respondiste cuando te rodeaba tanto mal. Haz que yo y el orgullo herido de tantas personas hoy en la sociedad reaccionemos como tú, paciente, amable, devolviendo bien por mal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s