Festividad de Santa Catalina de Siena, O.P., doctora de la Iglesia y copatrona de Europa

Desposorio de Santa Catalina

“Ven, sierva buena y fiel; en lo poco fuiste fiel, sobre mucho te pondré”. (Imagen:«Desposorios de Santa Catalina de Siena», óleo de Clemente de Torres)

Catalina Benincasa, conocida como Santa Catalina de Siena O.P., nació el día de la Anunciación −25 de Marzo— de 1347 en la ciudad italiana de Siena, en la región de la Toscana. Dominica, virgen, laica y mística, la Santa Sede la reconoce como co-patrona de Europa e Italia (Juan Pablo II, 1 de octubre de 1999) y Doctora de la Iglesia (Pablo VI, 1970). Es patrona principal de Italia junto a San Francisco de Asís.

Considerada una de las grandes místicas de su siglo, su magisterio carismático es un don de Dios a la Iglesia y a la humanidad. Su vida e influjo apostólico resplandece con un espíritu de gran belleza inmaterial. Recibió de manera sobrenatural en un éxtasis los estigmas de Jesús, que ella guardó siempre en secreto. Además de destacar en la faceta de predicadora y escritora («Diálogo de la Divina Providencia», considerada la obra cumbre de Catalina, resume su profunda experiencia mística), resultó decisiva su contribución al regreso del papado a Roma tras el exilio de Aviñón. Es una santa muy venerada y popular en fundaciones, iglesias y santuarios de la Orden de Predicadores. Falleció en Roma el 29 de Abril de 1380 y enterrada en la basílica dominicana de Santa María sopra Minerva, considerada la única iglesia gótica de la capital italiana. Fue canonizada por Pío II en 1461; y nombrada, junto con Santa Teresa de Jesús, Doctora de la Iglesia por el papa Pablo VI en 1970.

“Si no hubieras abierto las puertas de tu voluntad, ¡oh María!, Dios no hubiera tomado carne humana. Sonrójate entonces, alma mía, al ver cómo Dios se ha desposado y cómo hizo parentela con María. Aunque has sido creado sin tu participación, no serás salvado sin tu acción. ¡Oh María, dulce amor!, en ti está escrita la Palabra que nos da la doctrina de la vida; tú eres la tablilla donde esa Palabra se graba y tus palabras nos dan su doctrina”.

Santa Catalina de Siena, O.P., virgen y doctora.

santa catalina de siena, op

El amor más fuerte y más puro no es el que sube desde la impresión, sino el que desciende desde la admiración.

Oración a Santa Catalina de Siena

Señor Dios, tú has mostrado a Santa Catalina el amor infinito hacia todos los hombres, hechura de tus manos, que arde en tu corazón. Ella compartió generosamente esta revelación y la vivió en todas sus consecuencias hasta el heroísmo. Concédenos que podamos seguir su ejemplo, confiando en tus promesas y aumentando nuestra fe en tu presencia en cada sacramento, especialmente en el sacramento de tu perdón. Te lo pedimos por Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

* * *

Santa Catalina de Siena: dominica, virgen, laica, mística

Vida de Santa Catalina de Siena, escrita por San Francisco de Capua

Vídeo sobre la vida de Santa Catalina Siena

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s